Skip to content

Accountability:
Hacia una cultura de
0ABUSOS en
los Legionarios de Cristo

Línea de Tiempo

Creación por parte del Cardenal Velasio de Paolis de la Comisión de acercamiento para víctimas de Marcial Maciel
Comunicación sobre el fundador
Entrada en vigor de los stándares de ambientes seguros
Entrada en vigor de los Estatutos del Regnum Christi

CONCLUYE LA INTERVENCIÓN DE LA SANTA SEDE
2011
Capítulo
2014
2015
Septiembre
2019
Informe
1941 - 2019
de los Legionarios de Cristo sobre el abuso sexual desde su fundación hasta la actualidad
Documento Capitular: "Conversión y reparación"
Documento Capitular: "Proteger y sanar
I Informe Verdad, justicia y sanación – 2020
II Informe Verdad, justicia y sanación – 2021
21 de diciembre
2019
Febrero
2020
Febrero
2020
Marzo
2021
Abril
2022

Accountability
0abusos.org

2011
Creación por parte del Cardenal de Paolis de la Comisión de acercamieno para víctimas de Marcial Maciel
Capítulo 2014
Comunicación sobre el fundador
2015
Entrada en vigor de los stándares de ambientes seguros
2019
Septiembre 15
Entrada en vigor de los Estautos del Regnum Christi
CONCLUYE LA INTERVENCIÓN DE LA SANTA SEDE
21 diciembre 2019
Informe 1941-2019 de los Legionarios de Cristo sobre el abuso sexual desde su fundación hasta la actualidad
Febrero 2020
Documento Capitular: "Conversión y reparación" 26 de febrero
Febrero 2020
Documento Capitular: "Proteger y sanar" 26 de febrero
Marzo 2021
Informe anual 2020 Verdad, justicia y sanación” 22 de marzo 2021
Abril 2022
II Informe anual 2021 Verdad, justicia y sanación
Accountability

Estadísticas globales sobre los casos de abuso 1941-2022

Las siguientes estadísticas globales presentan los casos de abuso sexual contra menores por parte de sacerdotes legionarios de Cristo, desde la fundación de la Congregación en 1941 hasta el 28 de marzo de 2022. No se trata de proyecciones estadísticas, sino de casos verificados.

1. Visión global histórica

Hay 28 casos que constan por admisión, un juicio civil, un procedimiento canónico avalado por la Congregación para la Doctrina de la Fe o una declaración del superior mayor competente. De estos sacerdotes, 17 siguen en la Congregación (uno de los cuales ha sido removido del estado clerical). Todos estos casos han sido presentados a la Congregación para la Doctrina de la Fe y han sido atendidos según las indicaciones recibidas. Cuatro han fallecido, seis han dejado el sacerdocio y la Congregación, uno ha dejado la Congregación. De los 17 que siguen en la Congregación, 15 no tienen ministerio sacerdotal público; dos tienen ministerio restringido que excluye pastoral con menores (colegios, grupos juveniles, etc.).

  • Civilmente, de estos 28 sacerdotes, tres fallecieron sin ser juzgados, tres han sido condenados en fuero penal civil. Los demás, hasta ahora no han sido procesados por diversos motivos, como la situación legal en los diferentes países o los plazos de prescripción.
  • Canónicamente, de los 28 sacerdotes, se solicitó a la Santa Sede considerar el levantamiento de la prescripción para que ocho de ellos pudiesen ser juzgados. De los 28, dos fallecieron sin ser juzgados, 20 fueron sancionados, uno recibió la dispensa del ministerio sin juicio y cinco están actualmente en un procedimiento canónico.

Por tanto, la cifra total de sacerdotes legionarios de Cristo de los que consta que han cometido abuso sexual contra una persona menor de 18 años es de 28. Significan un 2% de los 1.408 legionarios de Cristo ordenados sacerdotes a lo largo de la historia de la Congregación.

grafico2
2. Caminos de reconciliación con las víctimas
2.1 Acercamiento a víctimas por parte de la Congregación

La Congregación se ha comprometido a buscar y recorrer caminos de verdad, justicia y sanación para cada víctima, respetando los tiempos y la situación particular de cada una, aun cuando los casos ya estén jurídicamente prescritos, conscientes de que el dolor de las víctimas no prescribe.

  • Hay alrededor de 170 menores de edad, de los cuales tenemos noticia, que fueron víctimas de los abusos sexuales cometidos por estos 28 sacerdotes.
  • En su gran mayoría, las víctimas fueron varones adolescentes de entre 11 y 16 años.
  • Con 56 de estas víctimas de sacerdotes de la Congregación se ha avanzado en un camino de reparación y reconciliación, buscando facilitar este camino a las víctimas que lo desean.

El canal institucional de denuncias para los distintos territorios puede consultarse aquí: https://www.0abusos.org/denuncias/

grafico1
2.2 Canal independiente para la escucha, acogida y atención a víctimas

Para ofrecer a las víctimas una acogida y acompañamiento adecuados, la Congregación de los Legionarios de Cristo estableció en 2020 una colaboración internacional estable con Eshmá, una institución externa e independiente fundada por personas que han vivido en primera persona procesos de victimización de abuso sexual infantil y por terapeutas, trabajadores sociales y juristas expertos en justicia restaurativa. Se especializa en atender a víctimas de abuso sexual, de poder y de conciencia en la Iglesia Católica y atiende a varias instituciones. La Congregación colabora con Eshmá y otros canales independientes de denuncia en los lugares donde está presente.

A 31 de diciembre del año 2021, Eshmá atiende a 31 víctimas de miembros de la Congregación. De estas, 19 se acercaron después de la publicación del I Informe anual (marzo 2021).  

  • 20 personas denunciaron abusos sexuales sufridos siendo menores de edad
  • 11 denunciaron abusos de poder y de conciencia siendo mayores de edad. Cuatro de ellas, denunciaron que hubo en su caso conductas que, por la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba la persona, podrían ser calificadas de abuso sexual.

 

La identidad de las personas y la información sobre los abusos que han sufrido solo se comparte con la Congregación si las víctimas lo desean.

El canal internacional independiente para atención y denuncias de víctimas es Eshmá:


Página web: eshma.eus
E-mail: escuchamos@eshma.eus
Teléfono / WhatsApp / Telegram: +34 615 26 36 99

grafico3
3. Seguimiento en curso a denuncias recibidas desde diciembre 2019
  • Cuatro denuncias recibidas entre diciembre 2019 y marzo de 2021 (I Informe anual):
    • Una está en espera de indicaciones de la Santa Sede tras haber concluido el proceso penal canónico.
    • Una está en espera de indicaciones de la Santa Sede tras haber concluido la investigación previa canónica.
    • Dos están en investigación canónica previa a un eventual proceso canónico.
  • Cuatro denuncias recibidas entre marzo de 2021 y marzo de 2022 (II Informe anual).
    • Una está en espera de la conclusión del proceso civil y canónico.
    • Tres están en investigación previa a un eventual proceso canónico.

De estos ocho sacerdotes, seis están actualmente sin ministerio sacerdotal público y dos tienen ministerio restringido que excluye pastoral con menores (colegios, grupos juveniles, etc.).

Además, se han recibido nuevas señalamientos, denuncias y declaraciones formales dentro de los procedimientos canónicos sobre casos de sacerdotes que ya se habían publicado en los informes anteriores en relación con hechos de décadas pasadas. 

Por otro lado, un caso, mencionado en el Informe 1941-2019, sigue en espera del resultado de una investigación policial.

4. Estadísticas globales de abusos contra menores por parte de seminaristas de la Congregación.

De los 74 legionarios que el Informe 1941-2019 individuó como legionarios que habrían abusado siendo novicios o religiosos en formación, 60 (81,08 %) no llegaron a ordenarse sacerdotes en la Congregación. Se ha confirmado durante los últimos tres años que hay siete casos de legionarios que abusaron siendo seminaristas y que fueron ordenados sacerdotes. De estos casos, uno de los miembros ha fallecido, tres están sin ministerio sacerdotal público, y tres han dejado el sacerdocio. Dos de estos siete han abusado también siendo sacerdotes. Además, hay dos casos que siguen en proceso de investigación.

Casos de Abuso

La publicación de los casos de legionarios que cometieron abusos es un compromiso que, junto a los pasos dados y los que vendrán, busca contribuir a la instauración de caminos de verdad, justicia y sanación con las víctimas y consolidar una cultura de cero abusos en la Congregación y en la sociedad.  

Los directores territoriales publicaron en 2021 la relación de cada caso de abuso sexual contra menores que han sucedido a lo largo de la historia de la Congregación en los países que hoy forman parte de sus respectivos Territorios.

País
Enlace
Brasil
VER
Chile
VER
Colombia-Venezuela
VER
Francia
VER
España
VER
Estados Unidos
VER
Europa central
VER
Irlanda
VER
Italia
VER
México
VER

Las motivaciones principales para la publicación 

La legitimidad y la conveniencia de dar a conocer públicamente quiénes han cometido abusos de menores es objeto de un amplio debate en la sociedad y en la Iglesia donde entran en juego argumentaciones jurídicas y éticas que llevan a una gran diversidad de posturas legítimas. La decisión de publicar los casos de forma individuada ha sido tomada por los superiores mayores de la Congregación, guiados por los criterios establecidos por el Capítulo General de 2020 y según las leyes civiles aplicables, buscando el bien de las personas que han sufrido abusos, el bien de la Iglesia y de la sociedad y la enmienda de los que han cometido abusos.  

Se presentan a continuación las motivaciones principales para la publicación, conscientes de que no se aplican de la misma manera en todos los casos. 

En bien de las víctimas conocidas y desconocidas, la publicación de los casos de abuso: 
  • es un reconocimiento objetivo del abuso que puede facilitar el camino de sanación de las víctimas;  
  • contribuye al restablecimiento de la justicia y a la reparación cuando una víctima en su momento no había sido acogida adecuadamente o incluso fue difamada; 
  • anima a otras posibles víctimas a acercarse y recibir apoyo, si así lo deseansuperando más fácilmente la dificultad natural de presentar denuncias de este tipo;  
  • deja constancia de que el sacerdote en cuestión ya no ejerce ministerio sacerdotal público algunoliberando a las víctimas de la preocupación de que los abusos se puedan repetir 
En bien de la enmienda del sacerdote que ha abusado, la publicación de los casos de abuso: 
  • puede contribuir a que tome mayor conciencia de lo que ha hecho, favoreciendo su arrepentimiento y superación; 
  • facilita a que colabore en esfuerzos de reparación y en encuentros restaurativos; 
  • le ayuda a cumplir las sanciones y restricciones impuestas. 
En bien de la sociedad y las personas a quienes la Congregación sirve pastoralmente, la publicación de los casos de abuso: 
  • subraya la reprobación contundente de cualquier conducta abusiva; 
  • aumenta la conciencia de la gravedad de los abusos en general y en situaciones concretaspreviniendo el riesgo de nuevos abusos; 
  • ayuda a cumplir el deber de la Congregación de proteger a los menores que están bajo su cuidado y a la infancia en general 
  • da a conocer quiénes son los sacerdotes declarados culpables de abusos y que ya no tienen ministerio público 
  • previene el escándalo de que un sacerdote, del que la Congregación sabe que ha cometido abusos, sea puesto como ejemplo de vida; 
  • contribuye a sanar las heridas sociales provocadas por los comportamientos institucionales y a generar dinámicas sociales que promuevan una cultura del cuidado y protección del menor. 
 En bien de los miembros de la Congregación, la publicación de los casos de abuso: 
  • contribuye a vivir en la verdad y actuar de manera coherente con los compromisos asumidos por la Congregación en el Capítulo General 2020, afrontando y sanando las heridas personales y estructurales causadas por el abuso; 
  • ofrece con claridad la información necesaria para asumir la responsabilidad personal e institucional en este campo; 
  • evita sospechas sobre miembros de la Congregación que no han cometido abusos o han sido acusados sin fundamento  

Los modos de publicación 

La «Comisión Interáreas» de la Dirección General de la Congregación, a lo largo del año 2020, ha desarrollado una política de comunicación y justa transparencia para aplicar los criterios esbozados en los números 27 al 29 de Proteger y sanar. Así se han fijado tres modalidades distintas de publicación de los casos de abuso cometidos por sacerdotes legionarios y exlegionarios. El objetivo principal es favorecer que se alcancen los fines indicados en el apartado anterior, respetando las exigencias legales de cada país 

Las modalidades son las siguientes: 

Publicación con el nombre y los apellidos completos 

Se aplica para los casos sucedidos en aquellos países que no prohíben la publicación completa de nombres y apellidos, para casos públicos o de los que ya se ha hecho una comunicación específica. 

Publicación con el nombre sin apellidos 

Se aplica para los casos de quienes dejaron la Congregación y ya no están bajo su responsabilidad, y para los casos en que la legislación civil no permite la publicación del nombre con apellidos. 

Publicación con un código numérico 

Han sido publicados con un código numérico los casos de sacerdotes: 

  1. cuando conviene tomar en cuenta una petición motivada de la víctima de no publicar el nombre del sacerdote, porque podría condicionar el proceso de sanación o privacidad de la víctima; 
  2. cuando una ley civil aplicable prohíba explícitamente la publicación nominal;
  3.  cuando un proceso canónico o civil está todavía en curso y, por tanto, prevalece el derecho a la presunción de inocencia hasta que se emita el juicio; 
  4. cuando consta que las finalidades restaurativas que busca la publicación nominal se alcanzan por otras vías, es decir, la sanación de la víctima, el restablecimiento de la justicia, la reparación del escándalo, la enmienda del sacerdote que ha abusado y la prevención de futuros abusosa la vez debe tratarse de un caso tipificado por la legislación como de gravedad menorcon una sola víctima conocida y sin indicios fundados de que haya habido otras 

En los casos que se encuentran bajo investigación inicial (cf. canon 1717 del Código de Derecho Canónico), en línea de principio, no se publica el nombre del acusado más allá de las exigencias de la investigación misma. 

Programa de reparación económica y ayuda para las víctimas

A  lo  largo  de  2021,  como  aspecto  complementario  de  los  medios  ya  ofrecidos  para  ayudar  con  el  proceso  integral  de  sanación,  la  Congregación de los Legionarios de Cristo ha elaborado una guía para ofrecer reparación económica y apoyo a víctimas de abuso sexual contra menores  por  parte  de  miembros  de  la  Congregación.  Es  el  resultado  de  un  estudio  comparativo  a  nivel  internacional  de  otros  sistemas  y  parámetros y se armoniza con los procedimientos civiles y canónicos.

Cuando  una  persona  ha  entrado  en  contacto  con  uno  de  los  canales  institucionales  de  denuncia  o  con  un  canal  independiente,  estos  canales  la  acogen  y  la  acompañan.  Además  de  asegurar  la  denuncia  y  los  procesos  ante  las  autoridades  civiles  y  de  la  Iglesia,  la  persona  afectada por un abuso recibirá ayuda para narrar su experiencia, optar por una terapia, y manifestar las necesidades que tenga incluyendo la reparación económica. Dentro de lo posible, la reparación tendrá lugar en un proceso más amplio de justicia restaurativa que busca contribuir a la sanación integral de la víctima (Proteger y sanar, 3, 6 y 11.)

Para ello, la Congregación ha desarrollado un programa de reparación estable en el tiempo que se implementará progresivamente a lo largo de 2022 en los diversos países. Este programa consta de los elementos que ilustra el gráfico 1 en la página siguiente. Los canales de acogida en cada lugar están disponibles para ofrecer una explicación detallada a las víctimas.

La  Congregación  es  consciente  de  que  ninguna  reparación  puede  hacer  desaparecer  ni  compensar  el  daño  causado  por  el  abuso.  Sin  embargo, busca ofrecer una reparación integral para contribuir a hacer justicia y facilitar la sanación de la víctima. La Congregación cree que la  reparación  económica,  junto  con  la  atención  y  acompañamiento,  puede  contribuir  a  aliviar,  al  menos  en  parte,  el  peso  que  lleva  quien  carga con esta herida.